La clandestinidad digital K

2015-11 Cat: Política

Para transparentar la gestión gubernamental el libre acceso a la información debería tener rango constitucional. De esta manera los organismos de control y auditoría (oficiales y no gubernamentales), los medios de comunicación y finalmente cualquier ciudadano podrían conocer la evolución de la gestión y el estado de la República sin intermediarios ni intérpretes.

Los sucesivos gobiernos de los esposos Kirchner durante los últimos doce años han demostrado, entre otras cosas, que su necesidad de reducir la difusión de la información pública fue una política de Estado destinada a autopreservarse y permitir la manipulación de la opinión pública nacional e internacional. El ocultamiento o la falsificación alcanzó a todo tipo de datos, aún aquellos tan básicos para analizar la evolución del país como las estadísticas.
Para ocultar o trabar el acceso a todas las evidencias de la corrupción de funcionarios y amigos del poder fueron utilizados todos los mecanismos mafiosos conocidos más novedosas versiones vernáculas. Testaferros, sociedades en el exterior, triangulación de operaciones, desvío de fondos, cláusulas secretas, lavado de dinero mediante hoteles, blanqueo de capitales, manejo de dinero en efectivo, suspensión o cambio de legislaciones restrictivas, contabilidades creativas (dibujo) y otras.
Los organismos del estado como el INDEC, AFIP. ANSES. RNP, RENAR y los de Auditoría fueron copados por funcionarios leales a esta causa, generalmente adherentes o militantes del partido político oficial. De esta manera la información pasó a tener tres estados. Uno oculto, uno oficial y finalmente, uno real. Por supuesto al vulgo y a los opositores solo se les permitió el acceso a la versión oficial (también denominada ‘el Relato’)

Antaño, frente a un cambio de administración, era común que sorpresivamente ocurrieran siniestros que destruían documentación sensible cuyo análisis podría comprometer a funcionarios, a terceros o ambos. Los mismos nunca se aclaraban y rápidamente caían en el olvido. Todo mediante los servicios de una Justicia ‘amiga’. Así se han vivido episodios de incendios ‘espontáneos’ en depósitos de documentación, robos, extravío o pérdida de antecedentes o pruebas, cajoneos de expedientes más otras tropelías de igual tenor. En este sentido basta recordar el incendio intencional del depósito de la empresa Iron Mountain en Barracas durante el año 2014 aún bajo investigación.

Con la aparición de la informática a partir de la década del 60 las computadoras (mainframe) se incorporaron masivamente a los organismos gubernamentales a todo nivel. A partir de los 90 con las PC e Internet se fue integrando una gran red que permitió ampliar y acelerar el archivo y acceso a todo tipo de documentación. Pero los siniestros ya nombrados también ocurrieron en este nuevo escenario. Incendios en centros de cómputo, borrado, pérdida o destrucción de cintas o discos magnéticos y también de las copias de seguridad existentes.
El crimen organizado nunca escatima esfuerzos cuando se trata de evitar la revelación de información comprometedora.

Dado que hoy la mayoría de la información gubernamental reside en grandes bases de datos o repositorios, el control de acceso a la información se realiza solicitando identificaciones y contraseñas. También por la dirección IP del usuario o cliente. Todo este universo está formado por computadoras de distintos tipos, redes de comunicación entre ellas y los datos.
En las últimas décadas en el escenario virtual de la informática se desarrollan batallas entre distintos tipos de programas que pugnan, unos en acceder ilegalmente a los datos y otros que tratan de impedirlo. En esta guerra hay ‘virus’ de todo tipo y denominación así como Firewalls, antivirus y otros ingenios que se les oponen. Generalmente la mayoría de los virus ingresan a las computadoras desde el exterior a ellas. Correos con adjuntos ejecutables, copia de archivos infectados más una infinidad larga de enumerar. La mayoría en pos de un fraude.

Sin embargo, a partir del cambio de Gobierno, la vieja administración enfrentada a la pérdida del control de la información podría implementar el fraude por ocultamiento o tergiversación.
Es posible que los programas que se ejecutan en las computadoras de los organismos del Estado contengan entre sus instrucciones filtros para impedir o facilitar el acceso a ciertos datos dependiendo de la persona que los requiera. No sería un virus. Sería un filtro específico que haría clandestina la información en forma selectiva.

Esto impediría el libre acceso a los datos de funcionarios, exfuncionarios, y sus familiares o testaferros contenida en las bases de Catastro (propiedades, campos o lotes), o AFIP (ingresos y egresos, cuentas…), ANSES, Migraciones, Aduana, Justicia, Bancos oficiales, Reg. de la Propiedad, RENAR. AFI y otras de similar importancia.
Todo con el objetivo de impedir la comprobación de enriquecimientos ilícitos, evasión de impuestos, comisiones ilegales, antecedentes penales, deudas, jubilaciones de ‘privilegio’, títulos falsificados, posesión ilegal de armas y otros. También las estadísticas sobre la pobreza e indigencia.

La nueva administración debería implementar a partir del 10-12-2015 un plan de Auditoría de Sistemas con los mejores profesionales del area orientado a detectar y neutralizar estos mecanismos ilegales.
En caso contrario nos balancearemos al son de: “Blues de los datos perdidos”

Enlaces:
Nepotismo vernáculo
Era K

Etiquetas:
Virus, troyanos, phishing, INDEC, AFIP, ANSES, RENAR, AFI, IGJ, AGN, ARBA, Catastros, CEDIN, la historia oficial, encriptado, captcha, trolls,Oyarbide, Lázaro Báez, Cristóbal López,mafias, clanes, omertá, Maquiavelo, testaferros, amiguismo, Nicolae Ceausescu, Ferdinando Marcos, Juarez, Sapag, Saadi, Menem, Grondona, Rodriguez Saa, Capitanich, Moyano, Kirchner, obediencia debida, club de amigos, Ricardo III, Shakespeare, Glaciares, Bosques autóctonos, Mineras, La Cámpora, El Chapel, soborno, cohecho, contubernio, Kolina,Iron Mountain

Anuncios
Publicado en Política, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Populismo vs República-Gloria Álvarez

En mi conferencia en Zaragoza sostuve que el debate para América Latina ya no puede ser derechas e izquierdas, que realmente la batalla está entre populismo versus República porque el populismo se encarga de desmantelar instituciones. Poco a poco los líderes corruptos de nuestra región amalgaman poder desmantelando instituciones, reescribiendo Constituciones, cambiando Códigos y Leyes y sobre todo restringiendo libertades individuales y de comercio de sus pobladores. Vimos como el populismo no ha llegado ahí por pura casualidad realmente es porque nuestras democracias han sido poco republicanas. No hemos logrado establecer igualdad ante la ley ni Justicia para todos, mucho menos el poder impedir que los empresarios busquen privilegios o los sindicalistas amigos también busquen los suyos. Las graves fallas de nuestros gobiernos demoraron nuestro desarrollo y nos permitieron caer en las garras del populismo. Los líderes populistas, militares o electos, de derecha o de izquierda, consideran que se les ha dado el poder de hacer lo que consideren necesario, incluso incumpliendo las leyes y la Constitución vigentes con tal de cumplir con la supuesta “voluntad popular”. Pero, ¿Quién decide cuál es ese deseo del pueblo? El mismo líder populista. Por lo tanto no es relevante cómo vos querés gastar, ahorrar o invertir tu plata ya que es el Estado, o sea el líder populista, quien sabe mejor que vos como hacerlo en pos de un supuesto beneficio de la sociedad. Por supuesto ese paraíso de bienestar prometido nunca llega y en general solo termina notándose en la mejora del nivel de vida de los que ejercen el Gobierno y su círculo más cercano. De esta forma las personas empiezan a ver sus derechos violentados y cada vez tienen menos posibilidades sobre cómo encausar el rumbo de sus vidas para ser felices. Por ende nos volvemos súbditos porque solo los funcionarios iluminados tienen las únicas decisiones y así nos transformamos en esclavos de un populismo paternalista. Es irónico, nos consideramos personas maduras pero elegimos Gobiernos que proponen tratarnos como Papás autoritarios y nosotros ser los niños irresponsables.

Los grandes líderes populistas como Perón, Mussolini, Kirchner, Chávez o Getulio Vargas coinciden en tomar una parte de la población y volverla el enemigo interno que junto con el enemigo externo se convierten en lo que los populistas llaman “antipueblo”. Entonces por un lado está el pueblo y por otro lado está el antipueblo. En cada discurso el populista busca insertar odio en la sociedad, hacer que el pueblo odie al antipueblo. El antipueblo puede tomar diferentes formas internas o externas. La oligarquía, la plutocracia, los yanquis, los españoles conquistadores, los empresarios locales, en fin. El pueblo en cambio, es un cúmulo de todas las virtudes de una sociedad. El pueblo es honrado, es desinteresado y el pueblo nunca se equivoca, siempre escoge el mejor líder. Con esta dicotomía el populista logra insertar odio en la sociedad y una vez así logra que la parte del pueblo se enamore de él, le perdone todos los robos, actos de corrupción, cambios de Constitución, falta de Justicia, porque supuestamente todo lo que el populista hace es en nombre del pueblo y cualquier cosa que vaya mal siempre será culpa del antipueblo. Todo esto se refuerza con actos de adoctrinamiento masivo en los programas de radio, de televisión, redes sociales y también en el sistema educativo.

Todo líder populista busca amalgamar los tres poderes: el Ejecutivo, el Congreso y el Judicial para tener todo el poder y gobernar en una sola mano. El programa populista se completa con la idea de satisfacer ciertas necesidades sociales y publicitarlas de tal manera que el líder es quien cura las injusticias en la sociedad. Así incrementan el gasto público, multiplican el empleo estatal, suben las dádivas, los subsidios y las bolsas de comida. Y para poder financiar todas esas cosas que te regalan y que te dicen que son gratis, mentira nada es gratis todo viene pagado de algo, entonces los populistas tienen que hacer otra cosa. Tienen que aumentar los impuestos, aumentar la deuda pública y aumentar la inflación que se come el ahorro de los pobres. El aumento de los gastos del Estado nunca les alcanza y los servicios, las prestaciones a los ciudadanos cada vez son más pobres.

El programa populista incrementa el consumo, desincentiva la inversión, descapitaliza el país. Luego el sector productivo continúa siendo expoliado hasta que el dinero se acaba. La economía entonces entra en “estanflación” y los gobiernos desesperados empiezan a tomar otras medidas: Controles de precios, controles de tarifas, controles a las importaciones y exportaciones del país hasta que llega un punto donde la economía colapsa como está sucediendo en Venezuela y Argentina.

Por supuesto la culpa nunca es del populista y cuando las cosas empiezan a ir mal el populista empieza a culpar a los enemigos externos e internos que previamente se inventó. La culpa es del FMI, del Banco Mundial, de los yanquis o los cipayos oligárquicos que nunca quieren colaborar. Y mientras en el resto del mundo dos tercios de la población dejan de vivir en pobreza, en los países populistas, sin que haya guerra, la pobreza sigue aumentando.

El populismo ama tanto a los pobres que los multiplica.

Audio»

Notas relacionadas:
Demagogia
Despotismo
Nepotismo vernáculo
Big Mother
Goebbels y el relato oficial
Ministerio de la Desinformación
Reina de corazones
Prostituirse
K & K Demoliciones
Plan Pro.Afan.Ar

Etiquetas:
Gloria Álvarez, Laclau, 1984, Rebelión en la granja, George Orwell, Brazil, Mundo feliz, Aldous Huxley, Metrópolis, Farenheit 451, Ray Bradbury, The Wall, Niños del Hombre, Código 46, HAL 9000, La naranja mecánica, Habitación 101, Inquisición, teocracias, Sindrome de Estocolmo, Pacho O’Donnell, Revisionismo Histórico Argentino, Stroessner, Batista, Marcos, Hitler, Stalin, Mussolini, Duvalier, Trujillo, Ceausescu, Sukarno, La Cámpora, Kolina, Vatayón militante, Tupac Amaru, RDA, Goebbels, Quebracho, Nestornauta, CrisPasión, El héroe colectivo, Policía del pensamiento, SIBIOS, Neolengua

Publicado en Otros autores, Política, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Listas negras en Argentina-Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz Mar/2015
transcripción del audio del programa “Pensándolo bien” de radio Mitre

Desperté a la democracia y a la política en las heroicas épocas de Teatro Abierto, luego seguí a Tito Cossa a través de sus geniales obras de teatro. Desde Jeppeto hasta La Nona. Es un gran, gran dramaturgo y una buena persona además. Un tipo ético y talentoso, un totem de la cultura argentina. He disentido dolorosamente con él durante las últimas semanas cuando encabezó un grupo de escritores que se quejaban por la marcha cívica, se quejaban por la marcha cívica del 18F. Algo que para mí es insólito y decepcionante. Ese grupo que Cossa lideraba hablaba entones de que hacíamos terrorismo periodístico lo que tomo como una injusticia, como una ofensa personal y también de un presunto golpe blando que por supuesto no existía y que fue desechado hasta por la propia Presidente de la Nación que jugueteó, es verdad, jugueteó con la idea y luego la enterró en su discurso del Congreso del domingo. A pesar de esta íntima y angustiante divergencia que tengo secretamente con Tito Cossa, con el gran Tito Cossa, no se me ocurriría jamás intentar impugnarlo tal como los kirchneristas quisieron hacer hace unos años con el premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa ¿se acuerdan?
Hoy se conoció oficialmente que Tito Cossa fue elegido para inaugurar la próxima edición de la Feria del Libro de Buenos Aires. No es eso lo que está en cuestión. Está en cuestión el hecho de que si Cossa en lugar de apoyar al gobierno kirchnerista se hubiera manifestado en contra no ocuparía hoy ese sitial. Es que últimamente ciertos editores de la Fundación del Libro no hacen otra cosa que intentar agradar a Cristina Kirchner. Este gobierno al que no le interesa un rábano la cultura pero sí la colonización de los intelectuales y artistas les compra millones de libros a varios socios de la Fundación y exige, como en otras areas, contraprestación. Los editores eligieron el año pasado a Quino que es también genial y entrañable como Cossa pero inocuo para el gobierno. Esta vez eligieron a Tito Cossa que es amigo y simpatizante. Muchos escritores de relevancia brillan por su ausencia en ese sitial tal vez por que algunos de ellos se han manifestado en contra de determinadas políticas del kirchnerismo. No son confiables.

Vamos a decirlo con todas las letras: “Hay listas negras en la Argentina”. Hay listas negras en la Argentina. El gobierno practica desde hace un tiempo el macartismo con el mundo cultural.

Si Borges y Bioy Casares vivieran serían tachados de oligarcas y cipayos y tampoco se los invitaría a abrir la Feria del Libro de Buenos Aires, como tampoco podrían representar a la Argentina en el Salón del Libro de París, en la Feria de Frankfurt, en la feria de Guadalajara. Como Borges y Bioy ya se volvieron inofensivos pues han tenido la magnífica prudencia de morirse sin conocer el régimen feudal del matrimonio de Santa Cruz, resulta que el gobierno se solaza ahora homenajeándolos a la vista del mundo mientras sanciona a los escritores críticos, mientras sanciona a los escritores críticos borrándolos de las grandes vidrieras nacionales e internacionales.
El kirchnerismo se atrevió a tanto gracias a cierta indolencia y a cierto olvido o distracción de íntegras y talentosas plumas que son permanentemente premiadas. No tanto quizás por su adscripción a las andanzas del movimiento nacional y popular sino gracias al respetable apego que manifiestan por rechazar el modelo de escritor como figura política. Y gracias también al mutismo que mantienen, al mutismo que mantienen frente a los grandes escándalos de corrupción y cuantiosos abusos de poder de la administración kirchnerista. Si alguno de ellos osara deslizar públicamente un comentario duro y frontal sobre uno de estos aspectos sensibles del gobierno o declarara su extrañeza frente a las repetidas ausencias de intelectuales disidentes que jamás son embarcados en estos actos ni en esas beneficiosas giras, resultarían castigados. Castigados por las autoridades pertinentes y arrojados de inmediato fuera del paraíso que garantiza traducciones, contactos con grandes editoriales, intercambio con escritores y periodistas extranjeros y en algunos casos viajes y congresos de cabotaje, cursos, programas, cátedras, caricias y conchabos diversos. A un gobierno democrático lo asiste, lo asiste el derecho de promover a sus intelectuales orgánicos e incluso a sus simpatizantes.
Lo que de ninguna manera puede hacer es armar ‘listas negras’. Y hay listas negras en nuestro país. En ellas relampaguéan los nombres de Beatriz Sarlo, Tomás Abraham, Santiago Kovadloff, Jorge Asís, Matilde Sánchez, Luis A. Romero y decenas de pensadores, narradores y poetas.

El novelista Federico Andahazi por ejemplo, quedó marginado el día que se opuso a la operación oficial para impedir que Vargas Llosa abriera la Feria y tras derrotar en un histórico debate televisivo al ideólogo de ese proyecto que es Horacio Gonzalez. Como sus novelas populares venden ejemplares en muchísimos países y lo han traducido a treinta idiomas, Andahazi siguió viajando por las suyas aunque ha sentido en carne propia el vacío y la hostilidad de algunos embajadores argentinos. Una vez en conversación privada con otro integrante de Carta Abierta Andahazi se quejaba por el macartismo de que era objeto hasta que de pronto su interlocutor con mentalidad UPCN pegó un salto en su asiento y exclamó: “Ah que vivo, vos hablás así porque podés vivir de la literatura”. Lo que quería decir era muy simple el muchacho de Carta Abierta: Quienes no vivían de los libros debían canjear sumisión por subvención. Como dijo un célebre filósofo kirchnerista: Qué otro gobierno me iba a dar lo que yo merecía.

El narrador Marcelo Birmajer, Uds. lo conocen estuvo aquí, había sido hipercrítico del menemismo y de la alianza pero ninguno de esos dos gobiernos ejerció presión alguna para que el Estado ninguneara su obra. No le fue tan bien con el cristinismo porque sus problemas empezaron recién en 2011. Hasta entonces se lo invitaba a ferias internacionales y se lo contrataba para dar charlas en escuelas rurales, en bibliotecas populares y cafés literarios de distintas provincias. Le pidieron ese año que diera seis conferencias en pueblos de Santa Cruz. Presentó los trámites y le comunicaron fecha y hora de su vuelo. Justo en esos días Hugo Moyano, se acuerdan todavía en íntima consonancia con Néstor Kirchner, impidió la salida de los diarios La Nación y Clarín. Requerida su opinión sobre este hecho aberrante Birmajer declaró lo que pensaba: Que el gobierno sabía todo y que esa maniobra constituía un grave episodio de censura paraestatal. 72hs después un funcionario de la secretaria de Cultura lo llamó a Birmajer para avisarle que su viaje y sus servicios se habían cancelado. Las puertas se cerraron para siempre.

El historiador Luis A. Romero fue hace algunos años invitado por el gobierno nacional y la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales de Francia a disertar sobre la Argentina entre el centenario y el bicentenario. Al finalizar el embajador de Cristina en la UNESCO y el subsecretario de Derechos Humanos se le fueron encima, lo increparon duramente por no haber subrayado los méritos de los Kirchner. El error para los funcionarios estaba sumamente agravado por el hecho de que la Casa Rosada había pagado parte de los pasajes, viáticos y estadía. ¿Cómo se puede hablar mal de su política con semejante recompensa? La represalia fue obvia: Desaparecieron a Romero de sus programas oficiales.

Juan José Sebreli fue ignorado olímpicamente por el Estado a raíz de sus tempranas y descarnadas opiniones sobre los rasgos autoritarios del neopopulismo.

Martín Caparrós acababa de publicar una novela en francés que había sido tapa de varios suplementos culturales y figuraba en la lista para representar a nuestras letras en el Salón del Libro de París. Un comisario ideológico, comisario ideológico de la secretaría de Cultura, al descubrir su nombre mandó tacharlo a último momento. Se hicieron eco de esa maniobra aviesa y de otras omisiones injustas Le Monde, Le Nouvel Observateur y la revista inglesa The Economist. Se pensaba en círculos literarios que después de tan bochornosa polvareda el gobierno no repetiría su pecado pero por lo visto le encanta continuar con su escalada prohibitiva y Caparrós ni a Guadalajara ni a Frankfurt ni a la Feria del Libro.

No les han prescripto a los escritores una medicina muy diferente que a los actores y a los músicos. Los músicos convertidos en proveedores del Estado sufren una soterrada extorsión. Si se les escapa un reproche político quedan desinvitados a festivales y a fiestas regionales, muchas de ellas controladas económicamente por el gobierno central, y entran en el calvario de la bicicleta. Burócratas les dilatan hasta el infinito los pagos y los cantantes y músicos que zafan de este problema no aceptan nunca solidarizarse con el reclamo de sus amigos o llamar a una conferencia de prensa para denunciar el mecanismo que los excluye o disciplina.
¡¡ Sálvese quien pueda amigos !! Y no te metas.

Insisto en esto: Disiento dolorosamente con Tito Cossa y a la vez celebro que abra la Feria del Libro. Pero de nuevo: Si hubiera criticado alguna vez al gobierno y pusiera en peligro de esa manera los cuantiosos subsidios que reciben muchos editores de la Fundación del Libro, no hubiera sido invitado a su inauguración. Me encantaría que Cossa provechara el momento para denunciar estas listas negras que hay en la cultura argentina y para pedir públicamente que las próximas ediciones sean abiertas por escritores como Caparrós, Sarlo, Abraham, Sebreli o Kovadloff. Escritores que no están de acuerdo con las políticas del Estado pero merecen un reconocimiento del Estado, en democracia.

El Tito Cossa de Teatro Abierto que yo conocí lo hubiera hecho.
Ojalá que este también lo haga.

Escuchar el audio en:
http://radiomitre.cienradios.com/listas-negras-en-argentina/

Notas relacionadas:
¡¡¡ Basta !!!
Batalla cultural
RPM Unlimited busca
Ministerio de la Desinformación

Etiquetas:
Tito Cossa,Teatro Abierto,Feria del Libro,Fundación del libro,régimen feudal,Carta Abierta,Mario Vargas Llosa, Quino, Borges, Bioy Casares,Beatriz Sarlo, Tomás Abraham, Santiago Kovadloff, Jorge Asís, Matilde Sánchez, Luis A. Romero,Federico Andahazi,Marcelo Birmajer,Martín Caparrós,Juan José Sebreli, Hugo Moyano,Horacio Gonzalez

Publicado en Otros autores, Sociedad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Por qué ser optimista?-Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz Mar/2015
transcripción del audio del programa “Pensándolo bien” de radio Mitre

Pensándolo bien hoy mi día estuvo lleno de subidas y bajadas, le decía recién a Diego.
Por un momento fuí terriblemente pesimista con el país. Por el otro me dejé ganar por un optimismo nuevo y fresco. Les explico.

El día empezó con una escucha telefónica conseguida en su momento por el fiscal Nisman. El ahora famoso dirigente proiraní Alejandro Yusuf Khalil le reconocía allí a un amigo y camarada suyo los negocios petroleros de Luis D’Elía. Lanata no mintió le dijo Khalil cuando su interlocutor al teléfono se regocijaba por el modo en que Luis D’Elía lo había cagado (sic), así dijo, a Lanata.
¿Se acuerdan cómo fue el asunto? Una investigación de Gabriel Levinas para el programa “Periodismo para todos”, el testimonio de un arrepentido que contaba como D’Elía era un empresario secreto gracias al gobierno. De pronto, mientras la investigación era televisada D’Elía apareció junto al arrepentido y se jactó de habérselo plantado a Lanata para desacreditarlo. El arrepentido admitía a cámara que había mentido a propósito y que ahora decía la verdad. Le había mentido a Lanata y ahora decía la verdad, como Elaskar ¿no?. Era para demostrar, toda esa operación, que el periodismo inventaba.
A partir de ese momento y una vez más los periodistas eramos el hazmerreir en el aparato de propaganda kirchnerista. Decenas de delatores de periodistas que trabajan para el estado nacional, decenas de delatores de periodistas que trabajan para el estado nacional destrozaron a Lanata, a Levinas y al periodismo en general. A los medios en general y al oficio de periodista en particular. En la escucha que oí esta mañana se revela que todo era cierto, que todo lo publicado por Lanata, por Levinas era cierto. Lo apretaron al arrepentido para que se desdijera y luego montaron una operación mediática para desprestigiar a los periodistas.
Estamos hablando, a ver para volver un poquito atrás, estamos hablando de un piquetero que de buenas a primeras es el dueño de una firma de transporte de combustible que factura más de 10 millones de pesos por mes, eso decía la investigación eh. Volvamos atrás, un piquetero que de repente es dueño de una firma de transporte de combustible que factura más de 10 millones de pesos por mes, o facturaba en ese momento. No sé cuánto facturará ahora.

Miren, yo respeto a los militantes de cualquier partido. Hay que tener mucho temple, coraje, paciencia, solidaridad, fuerza, mucho idealismo para trabajar en política. Respeto incluso a militantes con los que discrepo en todo como muchos militantes kirchneristas por ejemplo. Y sobre todo respeto a los que trabajan en el llano. Pero no puedo respetar a los rentados, a los que militan a cambio de sueldos o como en este caso, de negocios propiciados por el Estado. Así es fácil ser militante. Los kirchneristas convirtieron a un piquetero anticapitalista en un capitalista del transporte, en un empresario del transporte. Es un escándalo de la impudicia y un síntoma de estos tiempos.

Como contrapartida a este zafarrancho tan deprimente más tarde escuché al presidente de la Corte Suprema. ¿Y saben qué? Me reconcilió un poquito, un poquito eh con la sociedad argentina. Por que fue una ceremonia sin rayos ni centellas, sin hostilidades ni vulgarismos. Por que se hizo honor allí, con perdón, a la democracia republicana. No quiero ser grandilocuente, se hizo allí honor a la democracia republicana. Sin alharacas, en tono medido como los ciudadanos esperamos de una alta autoridad de la Nación. Ese bálsamo tuvo igualmente algo de inquietante. Lorenzetti tenía un raro tono escolar, parecía un jurista o acaso un profesor de civismo dándole una lección básica de civismo y funcionamiento de las instituciones a un grupo de alumnos de un colegio secundario. No es que Lorenzetti haya caído en clichés o en paternalismo sino que en la Argentina de hoy hay que explicarlo todo de nuevo porque la República fue arrasada y porque vivimos una tergiversación total del funcionamiento de la ley y del control republicano.

Reforcé esa sensación positiva, les confieso, al leer el discurso de ayer de Scioli. Dejenme decirles que Scioli me parece la representación de la oligarquía peronista que gobierna y no deja gobernar y que estoy ética, sentimental, ideológicamente alejado de sus posturas. Pero, pero rescato una frase que dijo ayer y que jamás podrían pronunciar Cristina ni sus acólitos. Scioli citó a Alfonsín, recitó el preámbulo y al final dijo, escuchen bien: “Necesitamos unirnos en el interés común de nuestra gente y si es necesario perdonarnos.” Perdonarnos. Luego agregó algo fundamental que debe ser convenientemente leído, que debió haber producido sarpullido y convulsiones en la Casa Rosada, en La Campora y en Carta Abierta. Dijo: “Cuando Perón y Balbín se abrazaron, cuando el peronismo y el radicalismo antepusieron la patria a sus diferencias, nos dijeron que todos los argentinos nos abracemos”. Insisto: No simpatizo con el gobernador de Buenos Aires pero advierto hasta en el peronismo, hasta en el mismo peronismo, que se gesta algo diferente.

El cristinismo podrá seguir como proyecto político, no lo dudo, pero como administrador compulsivo y autoritario de la cosa pública nacional por ahora se acaba. Podrán ganar otra elección dentro de cuatro años y volver puede ser, no lo sé. Por ahora se acaba, se termina, el sol se pone en diciembre.
Opongo la degradación de la militancia y de la política, la degradación de la militancia y de la política por quienes venían a defenderlas con los actos respetuosos y ejemplares de Lorenzetti y con los vientos de cambio que hasta en el mismísimo partido oficial se imponen porque se imponen en la sociedad.

Esta semana empezó la transición amigos, empezó la transición en la Argentina.
Elijo hoy, y perdonarán quizás mi candidez, el optimismo.

Escuchar el audio en:
http://radiomitre.cienradios.com/porque-ser-optimista/

Notas relacionadas:
Huir hacia la calidad
Prostituirse
En defensa propia

Etiquetas:
D’Elía, Yusuf Khalil, Lorenzetti, Scioli, Alfonsín, Balbín, Perón, trols, La Campora, Carta Abierta, transición

Publicado en Otros autores, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El fracaso de una forma de gobernar-Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz Mar/2015
transcripción del audio del programa “Pensándolo bien” de radio Mitre

Pensándolo bien, qué dolor de cabeza, qué dolor de cabeza se compró Cristina Kirchner. Ese pacto oscuro con Irán es un cadáver que el gobierno intenta siempre empujar mar adentro y que vuelve una y otra vez a la orilla.
Un fiscal muerto en situación sospechosa, la desconfianza masiva de la comunidad internacional, un enfrentamiento cada vez más intenso con Israel, una nueva herida en la sociedad argentina, sorprendente e inolcultable embajada paralela que surge en escuchas y sacude a la opinión pública, una batalla de desgaste con la Justicia, es un precio muy, muy alto, muy alto. Hoy el fiscal Pollicita apeló, Uds. saben el fallo de Rafecas y volvió a colocar la causa en carrera.
En la Casa Rosada volvieron los nervios, los miedos y la indignación. Ya sabemos, cuando la Presidenta se siente acorralada se vuelve brava hmm y bueno, tensa toda la transición hacia … esta transición hacia su propio crepúsculo, por lo menos administrativo, político de este tiempo.

Vamos esta tarde/noche a hacer un breve ejercicio de buena fe eh, les propongo eso: un breve ejercicio de buena fe.
Vamos a pensar por un momento que Cristina se embarcó en ese acuerdo con el régimen más antisemita de Irán solo por despecho hacia Estados Unidos y Europa para cumplir un giro geopolítico que Venezuela le sugería. Supongamos también que ante el impedimento de la causa AMIA para ese giro pensó, pensó Cristina lealmente que un memorandum mataría dos pájaros de un tiro, permitiría avanzar en la causa AMIA y en las relaciones comerciales y políticas con Irán.

Les propongo esto no: supongamos como ella dice que jamás pensó que este era un proceso de exculpación para los sospechosos del mayor atentado terrorista que se cometió en la Argentina y por lo tanto supongamos que no fue encubridora activa sino apenas una ingenua. Bueno, haciendo todas estas concesiones a la realidad me permito decir que su decisión resultó, a la luz de lo que aconteció y está aconteciendo, al menos negligente y equivocada. Al menos.
Y además ese hecho extravagante, el acuerdo, sorpresivo, misterioso es producto de su inmensa soledad y su encapsulamiento. También de un modo autoritario, y yo diría esteril, de conducir y gobernar. Cristina alumbró absolutamente sola esta lamentable ocurrencia y en lugar de consensuarla con la comunidad judía, con los distintos especialistas jurídicos sí, políticos y principalmente con todos los partidos, quiso sacarla a lo ‘guapo’, con mayoría automática, obediencia debida y sin importarle realmente nada de lo que decían. Las objeciones, las críticas, nada. Algo muy parecido a lo que hizo con la reforma de los servicios de inteligencia que exigía también el análisis, el compromiso de todos los partidos de la oposición.
Algo muy delicado como para que no participaran ¿no?.

Si Cristina no hubiera decidido gobernar como un autócrata, solo concentrada en sí misma, por imposición, sin consultar con nadie y sin dialogar con los principales referentes de la Argentina, si Cristina no hubiera hecho todo esto tal vez se habría ahorrado este bochorno que siente en carne propia, estos intensos dolores que está experimentando en el final de su mandato. La Presidenta está en el centro de las sospechas del mundo. No lo estaría si hubiera gobernado como se hace en las democracias modernas, con el respaldo y el consenso, y el consejo, y el consejo del resto, con el sentido común de la libertad y el respeto.
Pero claro, Cristina viene de un feudo donde no se negocia nada, donde se hace solo lo que el partido del poder decide y además se maneja como una líder inaccesible, sus propios ministros no son consultados y se enteran por los medios de resoluciones complejas y fundamentales y graves. Nadie es llamado para dar su opinión, casi nadie se atreve a contradecir sus decisiones e incluso sus caprichos. Un feudo donde los adversarios son enemigos y los críticos traidores a la patria. Aún creyendo que Cristina es inocente de encubrimiento pesa sobre ella el tremendo fracaso de querer gobernar la Argentina desde su living de Olivos, con decisiones de facción, creyendo permanentemente en el juego de “nosotros” contra “ellos”. “Nosotros” gobernamos como queremos y hacemos lo que se le ocurra a la “jefa” y ellos los contreras, los gorilas, los cipayos, la antipatria … que ganen alguna vez. Mientras tanto obedezcan y se callan.

No es así la democracia amigos. Presidenta: no es así la democracia. No se trata de votar cada tanto y nada más la democracia. Se trata de abrir el juego en el día a día, de compartir saberes y responsabilidades. Más allá de como termine esta causa que ahora empuja Pollicita, es importante, es crucial entender que esa concepción de gobernabilidad lleva al error, inevitablemente lleva al error. También lleva a la injusticia, a la derrota y a veces a la verguenza.
Tremenda lección para todos los argentinos que deberán procesar cuidadosamente los argentinos, cuidadosamente, el asunto para no golpearse otra vez con la misma piedra.

Escuchar audio en:
http://radiomitre.cienradios.com/el-fracaso-de-una-forma-de-gobernar/

Notas relacionadas:
¡¡¡ Basta !!!
Batalla cultural
Inseguridad para todos
Era K

Etiquetas:
Nisman, atentado a la AMIA, ellos y nosotros, Rafecas, gobierno feudal, Pollicita, pacto con Irán

Publicado en Otros autores, Política | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Tenemos un cuchillo clavado en el corazón-Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz 27-02-2015 20:00 hs
transcripción del audio del programa “Pensándolo bien” de radio Mitre

Pensándolo bien, nos han clavado un cuchillo en el corazón.
Una vez más flota en la Argentina la amarga, la amarga pero conocida certeza de que nunca se sabrá la verdad. De que posiblemente nunca sepamos, nunca sepamos por qué se firmó entre gallos y medianoche el memorandum de entendimiento con el régimen más antisemita de Irán. Ni qué sucedió realmente durante aquel trágico sábado en el departamento del fiscal Nisman. En un solo día se condensaron dos informaciones reveladoras y fatales.
Primero la investigadora del magnicidio institucional la Dra. Fein hizo una confesión pública escalofriante. No puede garantizar, no puede garantizar que se haya preservado la escena en los interiores de Le Parc.
La segunda noticia es que un juez federal desechó las acusaciones que hicieron dos fiscales de la Nación.

La muerte de Nisman sigue impune.
El presunto encubrimiento que había denunciado quedó dañado y a la espera de una hipotética apelación. El dictamen de Rafecas se centra en el hecho de que el presunto delito, el encubrimiento, no llegó a cometerse. La comisión de verdad no terminó nunca de formarse ni de sesionar y por lo tanto las alertas rojas de Interpol jamás cayeron. Como el acuerdo con Irán no funcionó y finalmente fue declarado inconstitucional, jamás sabremos que hubiera ocurrido. Seguramente nada bueno según opinan expertos internacionales en el tema, la propia comunidad judía y vastos sectores de la sociedad política y social.

Rafecas descartó de un plumazo la embajada paralela al afirmar que quienes hicieron tratativas no integran organismos públicos. Si se refiere a Luis D’Elía había que aclarar que no realizaba ninguna gestión sin pedirle permiso a su jefe directo y operativo Oscar Parrilli. Finalmente Rafecas hace consideraciones políticas acerca de la coherencia de Cristina Kirchner con respecto a la causa AMIA obviando el enigmático y sorprendente giro de 180 grados que pegó al decidir un acuerdo que beneficiaba objetivamente a los sospechosos de Irán justo en el momento en que su país precisaba salir del aislamiento y confraternizar geopolíticamente con los iraníes. Pero ojo, ojo, al revés de lo que cree el kirchnerismo los fallos judiciales deben ser respetados, aunque no nos gusten. No podemos conducirnos como el Gobierno para quien si un juez, si un juez falla a favor es bueno y si falla en contra es un golpista. Ese infame recurso no puede ser sostenido por quienes creen en una democracia republicana. Podemos sin embargo esperar una apelación y discutir las consideraciones políticas que el juez desgranó en su escrito.

Podríamos decir que una causa de conmoción nacional y mundial cruzada por la muerte de un miembro del poder Judicial en circunstancias altamente sospechosas merecería un tratamiento más amplio y flexible. Y no reducirla, reducir el asunto como se hizo, a este mero análisis leguleyo. La posibilidad de un crimen mafioso no podría incidir en una condena pero hubiera ameritado habilitar la chance de abrir una investigación a fondo sobre el objeto de esa muerte y sobre ese oscuro acuerdo con Irán, uno de los peores errores políticos de la Presidenta de la Nación. Rafecas fue muy rápido en la desestimación de la causa, se le requirieron pruebas y no lo aceptó y se expidió sobre la cuestión de fondo sin que se lo pidieran.

Fue una decisión exprés, culminante, que asombró a los juristas y a sus propios colegas.
La lectura de este fallo sin embargo, tiene un efecto mucho más amplio que el caso Nisman. El nuevo relato del gobierno consiste en decir que existe un Partido Judicial Destituyente en la Argentina, que está en marcha un golpe de estado. El dictamen salvador de Rafecas, juez federal con simpatías, ciertas simpatías por el kirchnerismo, que fue arrasado en su momento por no haber sabido proteger a Amado Boudou mete ruido en la propia mentira oficial. El dictamen mismo mete ruido en la mentira oficial. Cómo logramos congeniar el nuevo relato según el cual los jueces son golpistas mientras celebramos el fallo de un juez que nos salvó el pellejo.

Este fallo de Rafecas no invalida el oscuro crimen de Nisman producto de su denuncia contra el gobierno, las sospechosas maniobras que se hicieron en la escena del crimen, las irresponsabilidades de un gobierno que intentó establecer desde el minuto cero un relato mentiroso y cambiante, las chapucerías con que manejó la cosa de Estado, la agresividad y la insensibilidad macabra que demostró la Presidenta durante todo el proceso, las innegables simpatías por los iraníes que tienen en el seno del propio gobierno, el oscuro mundo de los servicios de inteligencia que el kirchnerismo prohijó durante la década espiada que de pronto salió violentamente a la luz, la mala fe de llamar golpistas a ciudadanos que solo querían expresarse, el macartismo que demostró el oficialismo frente a una marcha popular, su hostilidad manifiesta, su desprecio profundo, su intolerancia, las ansias de división que se profundizaron en la inolvidable mención de “ellos” y “nosotros” que se hizo por cadena nacional, la emocionante demanda de justicia que manifestaron el 18F cientos de miles de personas bajo los paragüas y muchísimas más desde sus casas, la palpable instalación en la sociedad de una creciente necesidad de cambio, de mayor tranquilidad, más respeto, más transparencia, más eficiencia, mayor civismo.

Nisman, involuntariamente, sigue iluminando ese terreno pantanoso sembrado de algunas pocas perlas.
No hay fallo humano ni judicial que extinga esos hechos y esa luz.

Escuchar audio en:
http://radiomitre.cienradios.com/tenemos-un-cuchillo-clavado-en-el-corazon/

Notas relacionadas:
Nepotismo vernáculo
Inseguridad para todos
Una de piratas

Etiquetas:
Nisman, marcha del silencio, golpe blando, 18F, atentado a la AMIA, ellos y nosotros, Rafecas, Luis D’Elía, Amado Boudou, Parrilli, jueces golpistas

Publicado en Otros autores, Política | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Cuándo perdimos el decoro?-Jorge Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz 24-02-2015 20:00 hs
transcripción del audio del programa “Pensándolo bien” de radio Mitre

Pensándolo bien: ¿Cuándo los argentinos perdimos el decoro?
¿Cuándo llegamos a la conclusión que el decoro era mera decoración?

Zaffaroni sugirió que era poco serio tener procesado a un vicepresidente de la Nación por un auto trucho de vieja data. Es el mismo jurista que tenía departamentos alquilados a prostitutas siendo miembro de la Corte Suprema de Justicia. Cuando se desató este verdadero escándalo Zaffaroni asistió a una gala me acuerdo y los kirchneristas lo vivaban.
¿Qué estaban vivando? Que todos eran muy vivos.
¿Cuándo empezamos a relativizar la corrupción? A decir que preocuparnos por la corrupción es de honestistas y perejiles.
¿Cuándo convalidamos alegremente que la corrupción no importa por que no mide en las encuestas?

El kirchnerismo a la vista de la sociedad puso en marcha ayer, ayer, un operativo para evitar la extradición de Vandenbroele, que recordemos está requerido por la Justicia de Uruguay. Nadie se puso colorado por esa maniobra pública e infame. Ya tenemos todos naturalizado que un gobierno puede ejecutar un plan en busca de la impunidad. Y ya ni gastamos en saliva.
¿Qué le hace una mancha más al tigre? El gobierno es una bestia manchada.

Vimos a Bachelet hace unos días, sentía dolor y verguenza Bachelet por el affaire turbio en el que participaron su propio hijo y su nuera.
¿Denunció la presidenta chilena, denunció Bachelet un golpe de la Justicia o de los medios que destaparon la olla?
¿Intentó evadir su responsabilidad Bachelet y redobló la apuesta contra todos por ese acto de corrupción?
¿Armó un plan de impunidad para su propio hijo Bachelet?
No, tomó decisiones inflexibles. Apartó a su hijo y pidió disculpas a la sociedad. Pidió disculpas a la sociedad con humildad y con civismo, con decoro. Perdón, con decoro republicano.
¿Cuándo los argentinos permitimos que las cosas fueran en la Argentina tan distintas a lo que son en países democráticos hermanos?
¿Cuándo perdimos la dignidad y la verguenza?

En Venezuela están encarcelando opositores, dirigentes opositores elegidos por el pueblo. En un tumulto las fuerzas del chavismo asesinaron a un chico de catorce años. Legisladores kirchneristas alientan al chavismo y el gobierno mantiene un indecoroso silencio frente a esa violenta dictadura militar, o militarizada, disfrazada de democracia que hay en Venezuela.
¿Cuándo la Argentina perdió sus orígenes y sus horizontes?
¿Cuándo dejó de tener principios?
¿Cuándo se convirtió si me perdonan, en esta porquería cómplice?
La organización Amnistía Internacional acaba de producir un informe tremendo sobre el régimen bolivariano. Detenciones arbitrarias, torturas, malos tratos.
¿Dónde está el progresismo argentino frente a esto?
¿Dónde está, debajo de la cama?
O esas detenciones, torturas y muertes no importan por que las hacen nuestros amigos. Ustedes, los progres del kirchnerismo también se convirtieron en lo que aborrecían. Tal vez haya sido a raíz del refrán de la vieja España que decía así: “La sed por el oro socava el decoro”.

Juan Manuel Pedrini, un alfil del Frente Para la Victoria, aseguró esta mañana que el presidente de la Corte Suprema, Dr. Lorenzetti, es una especie de general que encabeza la posibilidad de un golpe en la Argentina. Así nomás eh. Sin pudores ni cuidados.
¿Qué prepara el kirchnerismo para el domingo?
La intervención del poder Ejecutivo, la detención de los jueces. O es simplemente un abuso más de las palabras. Una manera de jugar con cosas que no tienen arreglo. Una forma de convertir en farsa cargos gravísimos. Sin decoro ni pudor vaciaron de contenido la palabra ‘golpismo’. Y también la palabra ‘terroristas’. La Presidenta de la Nación, lamento decirlo, es quien marca el camino de la irresponsabilidad más profunda en ese sentido.

¿Por qué una parte de los argentinos le entregaron alguna vez a Cristina la impunidad, las mayorías automáticas, la chance de decir y hacer cualquier cosa como si fuera una reina?
Ustedes creen que esto es un problema meramente de los kirchneristas, se equivocan. Con perdón, se equivocan. El kirchnerismo, es cierto, nos aceleró la falta de decoro, de rubor, de honestidad y de eficiencia. Pero el pecado ya estaba latente en esta sociedad, esta sociedad difícil que a cambio de consumo vende su alma al diablo. Ya lo hizo muchas veces en la historia.

La mujer de un capo de La Cámpora muestra sus dedos quebrados producto de un ataque mafioso. Lo hace en este contexto cuando la muerte de un fiscal destapó las mafias oscuras que cruzan la política argentina.
¿Nadie del kirchnerismo le va a pedir cuentas al sospechoso?
¿La Presidenta va a mirar para otro lado con este hecho aberrante e intimidatorio, con este crímen de género?
¿Qué pasa?
¿Cuándo nos volvimos insensibles?
¿Qué nos hicieron para que nada nos mueva, nos escandalice?

El senador radical Gerardo Morales denunció esta tarde que fue amenazado de muerte. “Te va a ir igual que a Nisman si no dejás todo” le dijeron. A nadie le importa. Solo reaccionan a regañadientes y mal cuando hay un muerto en la Argentina.
¿Hace falta que haya otro muerto en la Argentina?
¿Es criterioso en este clima seguir tirando una y otra vez nafta al fuego?

¿Cuándo se perdió el decoro amigos, cuándo se perdió?
¿Cómo haremos para recuperarnos después, después de haber caído tan, pero tan, pero tan bajo?

Escuchar el audio en:
http://radiomitre.cienradios.com/cuando-perdimos-el-decoro/

Notas relacionadas:
Así aplastó Hitler la democracia-E. González Calleja
El globo rojo
Reina de corazones
Despotismo

Etiquetas:
Michele Bachelet, Nisman, Vandenbroele, Venezuela, Eugenio Zaffaroni, Gerardo Morales, dictadura democrática, mafias, La Cámpora

Publicado en Otros autores, Política | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario