Fuegos nefastos

2012-12 Cat: Sociedad

Se acerca el tiempo de los festejos.
Primavera, Navidad, Año Nuevo, casamientos, despedidas, fin de cursos, Carnaval y otras tradiciones muy arraigadas en nuestra sociedad. Somos mayoritariamente latinos y por ende expresivos, ruidosos y consideramos que cualquier desborde es normal y legítimo. Aunque se intensifican al finalizar el año, estas prácticas ocurren también en cualquier época con campeonatos deportivos, reuniones políticas, manifestaciones de repudio o apoyo, festivales y recitales. Al actuar en grupo y descontroladamente las personas olvidan las normativas y el respeto de los derechos de los demás.

El uso y abuso de los ‘fuegos artificiales’ y la pirotecnia en general es una manifestación más de esta actitud. En forma inconsulta unos pocos afectan la tranquilidad de muchos como si fuera un derecho adquirido.
Sin embargo, es necesario alertar por los peligros latentes relacionados con estos ‘inocentes’ entretenimientos.
A saber:

NORMATIVOS
Se fabrican sin las autorizaciones necesarias y los controles reglamentarios. También se comercializa material no autorizado ni homologado por la autoridad competente. Esto se ve agravado pues salvo el precio, no hay otras exigencias. Se utilizan en cualquier horario sin consideración alguna por la obligación de respetar el descanso de los demás o en cercanías de hospitales, geriátricos, estaciones de servicio, depósitos de combustible y otros.

RESPONSABILIDADES
Los comercios y las personas los adquieren sin verificar origen ni calidad, los menores de edad los utilizan sin control de un mayor responsable, se usan en estado de ebriedad o bajo los efectos de alucinógenos, lo cual impide la evaluación correcta de los riesgos. En eventos deportivos, además de ser utilizados para festejar ocasionales logros, permiten la agresión entre grupos o facciones antagónicas. En eventos musicales su uso indiscriminado persigue realzar la ambientación escenográfica de la muestra y exaltar el ánimo festivo sin medir las consecuencias. El riesgo aumenta pues muchos de estos espectáculos se realizan en locales cerrados sin las necesarias precauciones. Las autoridades responsables de los eventos masivos no parecen considerarlos como un factor de riesgo.

POLUCIÓN Y CONTAMINACIÓN
Humo, olores desagradables, ruidos molestos, restos quemados esparcidos por doquier. Todo sin consideración por la propiedad privada ni pública. Tampoco por quienes no gozan este desborde.
Dada la mayor sensibilidad auditiva, las detonaciones afectan muchísimo a los perros, gatos y aves los cuales entran en pánico pudiendo al huir, dañar a personas o a si mismos. Muchos pierden el sentido de la orientación y nunca más logran volver a su ámbito de vida normal. También se afecta a las personas impresionables, postradas por enfermedades, internados en instituciones, cardíacos, mayores de edad que no disfrutan tanto ruido, que les impide el descanso y que deben soportarlo sin alternativas ni atenuantes.

DAÑOS A LA SALUD
Quemaduras, pérdida parcial o total de falanges, ojos afectados temporal o definitivamente, tímpanos agredidos y otros. Las detonaciones de ciertos productos pueden alcanzar los 150 db suficientes para producir daños irreversibles. Si los afectados son menores todo se agrava, pues las consecuencias las sufren en plena etapa de crecimiento e instrucción.

DAÑOS A BIENES
Incendios, rotura de vidrios, objetos frágiles, vestimenta, contaminación de fuentes y otros. Desechos en plazas y parques, árboles y plantas agredidos innecesariamente. Destrucción de cestos de basura, buzones y otros los cuales son tomados como diversión natural dentro del descontrol. También son frecuentes los episodios de incendio o explosión en los lugares de fabricación, almacenamiento o comercialización.

COSTOS
Hay que recordar los montos involucrados en la fabricación, importación, comercialización y compra de estos artículos. Tampoco olvidar los costos directos e indirectos por las consecuencias en la salud e integridad de lo afectado, horas no trabajadas, tiempo y materiales para reparaciones y los seguros involucrados.

Además de lo expuesto, el riesgo de consecuencias no deseadas aumenta con el viento o el calor intensos. También, si ante un accidente no se dispone con rapidez de los profesionales o elementos para atender los daños.

CONCLUSIÓN
Es difícil e impracticable el control sin una cultura cívica que permita la autorregulación en este u otros temas. Padecemos de incumplimiento crónico de normas, leyes, límites y a veces, del decoro. El drama de la discoteca República Cromañón demuestra el efecto de combinar pirotecnia, ignorancia, negligencia y corrupción.
Hay que informar constantemente sobre los peligros involucrados y así reducir estas prácticas nefastas para todos.
Solo deberían ser autorizados para eventos organizados institucionalmente, a cargo de profesionales y con responsabilidades establecidas.

Unos minutos de alegría efímera pueden producir daños duraderos e irreversibles.

Difunda esta nota a sus seres queridos para resguardarles a tiempo la salud. También a las instituciones que los incluirán en sus eventos festivos sin considerar las consecuencias.

Etiquetas:
pirotecnia,fuegos artificiales,bengalas,bombas de estruendo,venta ilegal,quemaduras,oftalmología,polución,mascotas,aves,falanges,ojos,tímpanos,Cromañon, juventud, negligencia, detonaciones,armas,carnaval,murga,comparsa,Fiesta del Petardo,Bicentenario,Tecnópolis,HUA

Notas relacionadas:
Pirotecnia peligrosa
Incendio discoteca Kiss (Brasil)

Más»

DATOS ÚTILES (CABA)

Hospital Oftalmológico “Dr. Pedro Lagleyze” Av. Juan B. Justo 4151 4581-0645/ 7766/ 2792 4582-8235/1278 int. 108
Hospital Oftalmológico “Santa Lucía”______ Av. San Juan 2021 4941-5555
Hospital del Quemado_________________ Av. Pedro Goyena 369 – tel.: 4923-3022/25 – 4921-2243
Centros de Toxicología_________________ (011) 4962-6666/2247 – (011) 4654-6648/ 4658-7777
Centro de Toxicología “Hospital de Niños”___0800-444-8694
Ayuda psicosocial y jurídica al mayor______0800-333-4300

DENUNCIAS sobre irregularidades en la venta, almacenamiento y fabricación de pirotecnia.

RENAR- Reg. Nacional de Armas : 0800-666- 4378 denunciaspirotecnia@renar.gov.ar info@renar.gov.ar
REPAR – Reg. Provincial de Armas: 0800-222-6902

911: Policía
100: Bomberos
101: Policía
103: Defensa Civil
107: SAME Urgencias
147: Guardia de servicios de la CABA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s