Menores y Responsables

2009-01 Cat: Sociedad

Padre, madre, tutor o encargado.
Esta anticuada frase se puede encontrar en muchos formularios y hace referencia al adulto que debe responsabilizarse por el menor ‘a cargo’. Esta medida administrativa pone de manifiesto que los menores a cierta edad no pueden decidir solos sobre ciertas actividades. 21, 18, 16, … son las edades establecidas dependiendo de la actividad. La fundamentación de estos límites se basa en que la maduración social y psicológica solo se alcanza con los años. Educación, instrucción y experiencia de vida permiten formar a los individuos desde pequeños para dotarlos del criterio y responsabilidad para convivir en la sociedad.

Sin embargo, hay maduraciones distintas en calidad y duración dependiendo de las características de cada individuo y las condiciones socio-económicas de su contexto. Estos factores los marcan irremediablemente. Los resultados difieren entre aquellos que desde pequeños se crían sin una guía parental, en la calle y dedicándose a tareas ajenas a su edad que con quienes desde niños se han criado en un hogar con afecto, contención, guía, protección, educación, buena alimentación y condiciones sanitarias adecuadas.

Trabajar y en condiciones precarias, alimentarse mal, revisar o juntar desechos, pedir limosna, fumar marihuana, consumir alcohol y drogas, prostituirse, robar y otras experiencias malforman a los jovenes absolutamente. Está comprobado que una mala alimentación hasta los 5 años impide una adecuada maduración neurólógica y otras calamidades igualmente irreversibles. Quizás la legislación deba considerar mejor los antecedentes de cada caso y no tomar una edad en general. El Estado, mediante políticas específicas, debe asegurar a los menores vivienda, salud y educación evitando su explotación.

Por otro lado, si la legislación determina que los menores son una responsabilidad del adulto declarado ante la autoridad competente, es razonable pensar que ante una infracción del menor dicho adulto deba hacerse cargo ante la sociedad.

La inseguridad creciente incluye la participación estelar de menores como mano de obra inimputable.
Sin castigo alguno roban, violan, matan, destruyen bienes y casi siempre, hieren.

¿No debería transladarse el cargo al adulto responsable? De esta manera se podría hacer Justicia.
También muchos se replantearían la conveniencia de explotarlos.

Notas relacionadas:
Minority Report
Saña feroz
El fin de la infancia

Claves: minoridad, pobreza, delincuencia juvenil, familia, indigencia, chicos de la calle, rescate social, discapacitados sociales, inanición, correccionales, 400 golpes, sicarios, mulas

Más»

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Menores y Responsables

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s