Aborto, sexo y otros pecados

2008-02 Cat: Salud

Los recurrentes abusos sexuales contra menores realizados por sacerdotes, los accidentados episodios de abortos aprobados por la justicia y trabados o impedidos por cualquier medio, la intolerancia sexual y contra ateos y diferentes, los prejuicios en nuestra justicia, el atraso en nuestra educación y salud preventiva sobre el sexo, las declaraciones pasadas de autoridades de la Iglesia Católica tales como el Vicario Baseotto , Monseñor Arancibia y Casaretto, los actos de grupos ultra católicos contra el aborto o en defensa de torturadores y violadores de los DD.HH, las decisiones del Vaticano sobre un retorno a antiguas prácticas sobre el uso del idioma latín y la forma de dictar las misas, el afianzamiento del celibato, la discriminación a los divorciados y homosexuales y otras, estimulan a realizar las siguientes reflexiones:

1-
Es llamativo que haya jueces, fiscales o dirigentes eclesiásticos que claman por la vida en ciernes pero no lo hagan con la misma vehemencia por otros temas como el uso y abuso del cuerpo femenino y su desnudo en la publicidad, en todo tipo de películas, programas de televisión y en todos los horarios. ¿Hay protección al menor?
Tampoco se preocupan por la creciente pobreza, desnutrición infantil, violencia en los espectáculos deportivos, la degradación de nuestro lenguaje en todos los órdenes y ámbitos, la explotación de menores e inmigrantes en muchas actividades, la falta de acceso a la educación por una gran parte de la población, ni las injusticias que sufren las mujeres y jubilados en nuestra sociedad ‘occidental y cristiana’.

Es pertinente recordar también en este contexto el flagelo de las drogas de todo tipo que empobrecen a la condición humana. Sería muy interesante analizar también qué compromiso tienen con la vida donando su propia sangre u órganos para preservarla.
¿Hubo alguna vez un sincero ‘mea culpa’ por los muertos, torturados y perseguidos desde los orígenes de la Iglesia Católica? O sus responsabilidades en las Cruzadas, la expulsión de los jesuitas de América, el genocidio de los pueblos originarios de América, la expulsión de los judíos de España o su silencio frente a la ‘solución final’ de Hitler y su clase dirigente contra gitanos, judíos y otras minorías inconvenientes.

En este último caso, todo se justificaba a efectos de evitar el comunismo ateo que amenaza el ‘orden natural’. En realidad, solo se atentaba contra los privilegios de los ricos y/o poderosos.

2-
Es notable que quienes demuestran tanta sensibilidad por la vida no lo hayan hecho para defenderla cuando se violaban sistemáticamente los derechos humanos durante las dictaduras y procesos militares que, por supuesto, los beneficiaban. No olvidemos que durante la gestión del presidente de facto Onganía el país fue puesto ‘bajo la advocación de María’, se otorgó el derecho a elegir los obispos al Vaticano y se creó el vicariato Castrense para orientar las almas militares en su ‘propio territorio’. Llamativamente en esta oscura etapa del país y las que se sucedieron bajo los militares, se aprovechó para purgar a aquellos religiosos que no comulgaban con la política de la Iglesia. Recordemos también la participación del capellán Von Wernich a favor de la represión y la tortura.

Cuando ocurren episodios que pueden afectar la imagen de la Iglesia se maniobra para ocultarlos. Por ejemplo, eclesiásticos que abusan de menores, como el caso de la provincia de Santa Fe aún no esclarecido, o la persecución y/o desaparición de los curas tercermundistas.

No olvidemos tampoco lo ocurrido con un fallo de la justicia que ordenaba el retiro de la virgen de Luján presente en el palacio de Tribunales o con la ley de Convivencia del GCABA donde se intentaba dar un ordenamiento jurídico a la prostitución y el travestismo además de reconocer ciertos derechos a los homosexuales.

3-
Durante la presidencia de Sarmiento, quien sentó las bases para una enseñanza gratis, popular y laica, la Iglesia que monopolizaba hasta ese entonces la educación, se opuso firmemente llegando a prohibir a las mujeres católicas que estudiaran para maestras.

Es inaceptable que hoy se manipulen a alumnos de colegios con fines de defensa sectorial cuando los mismos no tienen la maduración ni la comprensión ni la experiencia de vida sobre este u otros temas. Recuerdo que con motivo del estreno de la película ‘Jesús de Montreal’, años atrás, también hubo manifestaciones en contra de igual tenor. De la misma manera, en ocasión del proyecto de ley de divorcio durante la presidencia de Alfonsín.

Sería interesante investigar desde cuando todos los argentinos aportamos dinero con nuestros impuestos para el sostenimiento de una religión ¿del estado?, de sus establecimientos educativos y la refacción de sus templos. Ahora también pueden desarrollar, editar, distribuir y aplicar textos sobre sexo en sus establecimientos educativos. El Ministerio de Educación no parece haberse percatado de esta intromisión.

En este sentido también habría que investigar de qué manera se han expandido tanto las universidades católicas, el origen de sus fondos y aportantes.

4-
Hay sectores que se arrogan la verdad absoluta y la representación de todos, creyentes y no creyentes, católicos y los que no lo son. Se desconoce la razón por la cual las personas que NO profesan la fé católica tengan que aceptar y acatar lo indicado para los creyentes. Con qué visión humanista y bajo qué figura legal pudo una juez de la provincia de Córdoba haber tratado de impedir la fabricación y difusión de anticonceptivos en nuestro país o los que promovieron la prohibición de la muestra artística de León Ferrari por las supuestas ofensas a la religión o aquellos que quieren mantener la imagen de la Virgen en los Tribunales de Capital.

Evidentemente la Iglesia Católica se considera con derechos, experiencia y autoridad para actuar fuera de su ámbito confesional natural. Por lo tanto pueden mediar, opinar y/o decidir en todo tipo de temas. Hay corresponsabilidades de los sectores que lo permiten o les conviene (políticos, militares, medios periodísticos y comunicacionales).
¿Es aceptable escucharlos hablar con seguridad sobre sexo y familia cuando en los siglos transcurridos no han podido evolucionar y terminar con el celibato?

Nuestro país es mayoritariamente católico por diversas causas, pero ¿quién habla por las minorías?
¿Cuál es realmente la razón por la cual se insiste en mantener a los pobres sin instrucción ni atención sexual?

Puedo entender ciertas razones expuestas para impedir el aborto. Lo inaceptable es que se intente avanzar sobre la libertad individual de las parejas, en especial las mujeres, sobre sus decisiones en salud psicofísica y cómo vivir. No existe una medicina, justicia o cultura para católicos y otra para los que no lo son. Por lo tanto, aceptar o practicar es una decisión absolutamente individual y privada. Nadie puede ser obligado por creencias que no comparte.
Permitir el aborto no es obligar a hacerlo. De la misma manera, la ley de divorcio no fomentó las separaciones, solo las normalizó.
Los fundamentalistas solo están en Medio Oriente o en Asia, informan los medios. No es cierto.

Notas relacionadas:
Salta, la linda
Cargar las tintas

Claves: aborto, sexo, pecado, educación sexual, divorcio, homosexualidad, pedofilia, xxy, eclesiásticos, minoridad, mujer, fundamentalismo, celibato, excomunión, intolerancia, discriminación,fanatismo, Galileo Galilei, ateos,agnósticos, control de la natalidad, anticoncepción, misoprostol, aborto terapéutico

Más»

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s