Reina de corazones

2011-11 Cat: Política

“-¡Que el jurado considere su veredicto! -ordenó el Rey, por centésima vez aquel día.
-¡No! ¡No! -protestó la Reina-. Primero la sentencia… El veredicto después.
-¡Valiente idiotez! -exclamó Alicia alzando la voz-. ¡Qué ocurrencia pedir la sentencia primero!
-¡Cállate la boca! -gritó la Reina, poniéndose color púrpura.
-¡No quiero! -dijo Alicia.
-¡Que le corten la cabeza! -chilló la Reina a grito pelado.”
**

Es difícil creer que una situación anómala como la expuesta en este cuento infantil pueda ocurrir en una sociedad democratica donde los poderes del Estado funcionan a pleno. Sin embargo, son numerosos los ejemplos de gobiernos quienes con malas artes construyen una ficción democrática para consumo interno y externo. Exhiben una puesta en escena impecable, aseguran ser profundamente democráticos y gobernar para todos, dicen respetar a los que piensan distinto y otras frases políticamente convenientes surgidas sin duda de los asesores de imagen y mercadotecnia. Pero bajo la superficie, solo se esfuerzan por eliminar todo vestigio de resistencia a sus objetivos hegemónicos y lograr la suma del poder público.

Claman por los peligros de la prensa y los periodistas independientes, los monopolios mediáticos, la maldita burguesía agroganadera, los liberales de cualquier pelo y el olor a azufre que dejan algunos. Los acusan de conspirar en su contra, de impedir el progreso, de apelar a discursos disolventes e intentar confundir a las masas iluminadas (por ellos por supuesto).
Ninguna de estas acusaciones fué probada, ni la Justicia proba emitió un veredicto de culpabilidad pero, desean ansiosamente una sentencia ejemplar o popular. Y si es posible, ambas.

En los últimos ocho años en la Argentina y mediante este mecanismo propio de las dictaduras se responsabilizó a personas y empresas de ser responsables de apropiación de niños, quema de trenes, quedarse con bienes del Estado mediante sobornos, evadir impuestos, ocultar ganancias, fugar capitales, conspirar contra el Estado para derrocarlo y otros crímenes virtuales. Muchos por expresar sus opiniones adversas fueron descalificados, reprendidos, perseguidos impositivamente, tildados de traidores o golpistas y sus contratos cancelados. Y si eran empleados estatales, fueron suspendidos, sumariados, radiados a destinos inciertos o dados de baja ipso-facto de la plantilla gubernamental.
Ni el Vicepresidente Julio Cobos se salvó de la furia color púrpura.

Quién puede creerles cuando afirman que sus esfuerzos y sacrificios son para la felicidad del pueblo mientras incumplen con promesas, sus afirmaciones se deshacen como castillos de naipes y deben mentir cada vez más para escapar hacia adelante.
La Reina de corazones del cuento exhibe el absolutismo de ciertos dirigentes latinoamericanos quienes prefieren soslayar los procedimientos democráticos concentrando en ellos el juicio (o prejuicio), el veredicto y la sentencia de castigo.
Para los pueblos que sufren estos males Alicia y el Gato de Cheshire nos sugieren una salida …

“-Minino de Cheshire- empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le gustaría este tratamiento:
pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que Alicia decidió que sí le gustaba-.
-Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar -dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes -dijo el Gato.
-… siempre que llegue a alguna parte -añadió Alicia como explicación.
-¡Oh, siempre llegarás a alguna parte -aseguró el Gato-, si caminas lo suficiente!”.
**

** pasajes extraídos del cuento “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carroll

Notas relacionadas:
Despotismo
Demagogia
Ministerio de la Desinformación
Una sociedad vigilada-R.Cámara

Claves: Lewis Carroll,el país de las maravillas,absolutismo,despotismo,nepotismo,demagogia,desinformación,obsecuencia,La Cámpora,El Chapel

Más»

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s