Depende de nosotros

2011-02 Cat: Política

“Cuando los nazis vinieron a buscar a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, guardé silencio, porque yo no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, no protesté, porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a buscar a los judíos, no protesté, porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme, no había nadie más que pudiera protestar.”

Sermón de Friedrich G. E. Martin Niemöller, pastor protestante alemán (1892-1984)

Pese a haber apoyado a Hitler y el nacional-socialismo en sus inicios, pronto cayó en la cuenta de los verdaderos objetivos del régimen y levantó su voz para oponerse. Finalmente fue perseguido y encarcelado.

El sermón brindado por el pastor Niemöller en 1946, del cual hay varias versiones, ha quedado como un recordatorio para quienes permanecen indiferentes ante el avasallamiento que realizan ciertos gobiernos a la libertad, la democracia, los derechos de las minorías y a todos los que piensan distinto. Gobiernos cuyo signo ideológico poco importa pero que permanentemente se vanaglorian de ser progresistas y aplicar el mejor modelo para “defender al pueblo y los supremos intereses del país”. Concentran las glorias y dispersan los fracasos.

Cuando la suerte o los votos les resultan esquivos, no dudan en utilizar todo tipo de excusas y maniobras para mantener el poder y la impunidad. Inventan amenazas, hablan del caos por venir, atribuyen ilícitos y utilizan los recursos del Estado para perseguir, intimidar, someter y aniquilar toda resistencia a sus objetivos hegemónicos.
Son el ‘huevo de la serpiente’.

Cuentan con servicios secretos, agencias impositivas, sindicatos afines, jueces adictos, fondos reservados, grupos de choque, testaferros, sicarios y la complicidad de todos los beneficiados por este ‘modelo para amigos’ que reparte ‘subsidios’, prebendas, excepciones, exenciones y de ser necesario, brindan protección policial, impositiva, financiera y judicial.

Hoy, mientras sus necesidades estén satisfechas, muchos ciudadanos se despreocupan por el cumplimiento de normas y leyes, la violación a la división de poderes, las injusticias flagrantes, la corrupción obscena e impune, la desigualdad e inseguridad crecientes, las promesas y proyectos incumplidos, la falta de defensa del medio ambiente, la pérdida del poder adquisitivo de la mayoría, el abandono de la minoridad, jubilados y pueblos originarios. Tampoco por una Educación, Salud y Justicia que no responden al siglo que transitamos. Como en la época del Proceso de Reorganización Nacional, la guerra sucia y sus víctimas, parece preferible no ver ni saber.

Mientras, el gobierno de turno con su modelo se ocupa de negar o tergiversar la realidad, lanza proyectos faraónicos inviables, practica el autoelogio, el nepotismo y la demagogia, tolera la corrupción generalizada, no dialoga ni escucha propuestas ni busca consensos, persigue a opositores, decreta o fuerza leyes que lo benefician y en todos los casos, no rinde cuentas al soberano.

No alcanza con hacer sonar las cacerolas cuando amenazan al bolsillo. Hay que superar la pereza cívica, el temor, la ambigüedad, las especulaciones mezquinas y la indiferencia para terminar con los Gobiernos tóxicos.
Depende de nosotros.

Notas relacionadas:
Demagogia
Nepotismo vernáculo
Despotismo
Huir hacia la calidad

Claves: Hitler, Goebbels, nazismo, nacional-socialismo, despotismo, demagogia, nepotismo, dictaduras, clanes, mafias, 1984, enriquecimiento ilícito, Carta Abierta, 6-7-8, SIGEN, CELS, La Campora, Oil, Electroingeniería, FOMICRUZ, Quebracho, FTV, Tupac Amaru, Barrick Gold, R. Jaime, F. Miceli, Antonini Wilson, Oyarbide, M. Sala, L. D’Elía, G. Moreno, J. López, Papel Prensa, Guerra sucia. plaza de Tahrir, M. Niemöller

Más»

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s